Montevideo, 19 de setiembre de 2013.
A los animadores de la Pontificia Obra de la Infancia y Adolescencia Misionera en Uruguay.
PRESENTE.
Queridos amigos y amigas:
¡De los niños y adolescentes del mundo siempre amigos!
Al aproximarse un mes tan particular para quienes trabajamos en la animación misionera, como es el mes de octubre, mes de las misiones, vaya mi saludo fraterno y mi agradecimiento por la labor que desempeñan, en caso de ustedes, a los niños y adolescentes.
Los animo a que desplieguen toda la creatividad e imaginación que acostumbran manifestar en su servicio con la finalidad de que una vez más el mes de las misiones, sea una instancia de profundización en la vocación común de todos los cristianos, especialmente de los niños y adolescentes. En esta semana se ha culminado con la tarea de envío y distribución de los materiales de animación misionera para el mes de octubre, a todas las parroquias y colegios del país (afiche, sobres, CD con subsidios), de la misma manera, estos materiales están disponibles en la web de OMP: www.ompuruguay.com, en el caso de la revista Uruguay Misionero, la misma se pondrá a la venta en distintos puntos del país, a partir del 1 de octubre, a través de cooperadores voluntarios que ofrecen este servicio, publicaremos la lista de los mismos a fin de que puedan acceder a este material.
Creo que un momento culminante, será la JORNADA NACIONAL DE LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA MISIONERA, que en este año del 170º aniversario de la fundación de la Obra, tendrá ocasión el próximo DOMINGO 10 DE NOVIEMBRE, en la ciudad de Florida; uniéndonos así en la mañana a la celebración eucarística de la peregrinación nacional a la Virgen de los 33, y luego teniendo nuestro propio espacio en el Colegio Ntra. Sra. Del Huerto. Con ansias los esperamos en esta ocasión!!
Uno de los pasos más significativos en el camino de la Obra, en este año, ha sido la reestructuración del Secretariado Nacional de la IAM, desde donde se busca dinamizar, coordinar y acompañar la vida de los grupos.
Comparto también mi alegría por la experiencia de los primeros meses del año en los que se han implementado una serie de talleres para animadores de la IAM, en diversos lugares del país, un número importante de personas, especialmente jóvenes, ha participado de los mismos.
Sin embargo, veo con preocupación, la poca recepción que ha tenido la ESAM I, la Escuela de Animadores prevista para los días 27 – 29 de setiembre; entendemos las dificultades que pueden haber, con respecto a fechas, costos, tiempos, etc. Sin embargo, tenemos la obligación de recordar la importancia de la formación del animador, pues, nadie tiene derecho a improvisar la tarea, y siendo sinceros, debemos reconocer que los objetivos que fija la obra en nuestra tarea son profundos y serios, por otro lado, el animador no puede convertirse solamente en alguien simpático y entretenido, porque los chicos a la IAM no pueden ser convocados a llenar el tiempo, a entretenerse, sino a cultivar su amistad con Jesucristo y aprender a ser sus testigos misioneros con toda la Iglesia. Un animador de la IAM, solo puede considerarse tal, sólo cuando ha recorrido todo el camino, el proceso de formación. Es importante, que a través del secretariado nacional nos hagan saber las dificultades a este respecto para buscar la superación de los mismos. Pero, pidiendo perdón por mi insistencia, les insisto un animador de IAM, lo es cuando ha cumplido todo el proceso de formación, el taller inicial, con la ESAM completa en sus tres etapas.
Otro punto que debo señalar, es la preocupación por la identidad de la Obra, en cuanto a la propuesta pedagógica y temática, como en cuanto al uso del nombre y los símbolos de la misma.
La IAM debe ofrecer a los niños y adolescentes misioneros, la vivencia de las cuatro dimensiones de la pastoral misionera: Animación para la misión (no solo cantitos y jueguitos, esto es solo un aspecto de la misma, sino información, estímulos que despierten y provoquen la conciencia misionera universal en ellos); la Formación para la misión (a través de la catequesis y encuentros de espiritualidad); la Comunión y Organización para la misión (a través del servicio misionero especialmente, y de la pertenencia a la comunidad Iglesia, desde lo local y lo universal); la Cooperación Misionera (a través de la oración (cooperación espiritual) y la ofrenda (cooperación material – económica)).
Lamentablemente observamos que no siempre se da la armonía plena de estas cuatro dimensiones en el servicio a nuestros grupos, y si bien entendemos que se debe hacer camino, proceso, es importante que no posterguemos ninguna de las dimensiones, el conjunto de las mismas hace a la identidad de la Obra en sus miembros.
En cuanto al uso de los símbolos de la Obra, no queda al libre albedrío de los animadores, debe ser notificado y consultado el secretariado nacional sobre los mismos, y solo desde esta Dirección Nacional se autoriza.
Desde este momento comenzamos a trabajar en el registro legal de la marca “Infancia y Adolescencia Misionera” legalmente, lo que nos da las herramientas para asegurar el uso adecuado y completo de todo lo que hace a la identidad de la misma.
Comparto con ustedes, una gran alegría: el aporte de los niños y adolescentes en nuestro país al fondo universal de la Infancia y Adolescencia Misionera (U$S 2.500) ha sido destinado a la financiación de un proyecto a favor de los niños (ese es el objetivo del fondo) en NIGERIA, en breve tendremos información al respecto de este proyecto que podremos compartir.
Aprovecho para recordar que lo recaudado en esta campaña en cada  grupo de la IAM, ya sea por colecta, alcancía, ventas, rifas u otras iniciativas no debe entregarse en las parroquias, por el simple hecho de que lo recaudado en la colecta de la parroquia en el domingo del DOMUND va para el fondo universal de la Obra de la Propagación de la Fe, que tiene otros objetivos; mientras que lo recaudado por niños y adolescentes va al fondo de la IAM que tiene como destinatarios a los niños y adolescentes. En cuanto a los grupos de Infancia y Adolescencia Misionera, recogeremos el aporte en la Jornada Nacional del 10 de noviembre.

Nuevamente manifiesto mi agradecimiento y les pido que aquellas iniciativas, experiencias y actividades de grupo de las que tengan registro nos las envíen al correo ompuruguay@gmail.com para poder compartirlas en la web.
Dios los bendiga.

P. Leonardo Rodriguez
Dr. Nacional OMP Uruguay.
_________________________________________________________________________________





Estimados amigos:
                       Es con gran alegría que ponemos a disposición de todos ustedes el trabajo concreto del proyecto pastoral de la Pontificia Obra de la Infancia y Adolescencia Misionera en Uruguay.
             En no pocas ocasiones hemos escuchado el reclamo de un material propio con identidad nacional, la necesidad de compartir un camino común en la animación y formación misionera de los adolescentes y niños.
                 Aquí pues encuentran ustedes el fruto de un gran esfuerzo que llega a sus manos para que lo aprovechen, les recuerdo que la pertenencia a la Obra no es solo el “uso” de un nombre, o el aprovechamiento de algunos signos o materiales.
               Con este aporte desarrollamos y profundizamos en nuestra identidad como Obra Misionera Pontificia, fiel a su historia, su carisma y su misión.
           Por último, les invito a vivir la comunión misionera en la aplicación de esta propuesta y en el compartir experiencias enviándonos sus aportes y experiencias que a todos enriquecen.

Unidos en la plegaria y en la misión.

P. Leonardo Rodriguez
Director nacional OMP
Uruguay



    Obras Misionales Pontificias.

    Dirección Nacional Uruguay.
    Sitio Oficial